I got it from my mamma

love mom
[cmsmasters_row][cmsmasters_column data_width=”1/1″ data_shortcode_id=”6k90b21ko5″][cmsmasters_text]

Ya casi es junio y yo como siempre, tocando el deadline con mis dedos, no quiero que termine mayo sin escribir esto acerca de lo que soy gracias a mi mamá.

Hace unos días platicaba con una amiga de San Luis Potosí, que es parte de mi grupo de meditación Kundalini, acerca del valor de las mujeres en México. Ella comentaba que, en su núcleo social, a las mujeres no las enseñan a ser empresarias, las enseñan a ser excelentes amas de casa y súper mamás. Es impresionante como a una mujer le pueden enseñar a ser “una gran mujer” sin enseñarle a realizarse profesionalmente, a ejercer su vocación, que como hemos platicado en otros posts, es poner nuestros talentos al servicio de los demás. En nuestro país sigue siendo mucho más fuerte la cultura de estudiar mientras te casas. En la cultura moderna o actual, que es en la que yo vivo, ya nos enseñan que podemos ser independientes, lo agradezco mucho y fue así, como en medio de esa plática me llegó el rayito de luz que me iluminó para escribir este texto.

Esta plática me hizo pensar en la educación que me dio mi mamá…

Acerca de mi mamá: libre, hippie, rebelde, conectada con ella y sin seguir tendencias.

Mi mamá ha vivido como ella quiere, sin voltear a ver a los demás. Enfocada en sus metas, trabajando para viajar y cuando éramos niñas llevarnos a viajar con ella. Mi mamá no sigue modas, no le interesa pertenecer al grupo de personas que se denominan como “fashionistas”. Desde toda la vida ha sido fan de los jeans, las t-shirts de algodón, los zapatos cómodos (pero cool), los collares hippies, el cabello corto y es 100% anti vestidos o faldas.

Ella me ha enseñado a ser práctica, a no cargar más de lo que necesito y hablo de manera literal… no la he visto cargando una bolsa gigante, o una maleta muy pesada, pero eso sí, si buscas en su bolsa, encontrarás TODO lo que necesitas para sobrevivir, inteligentemente guardado en porciones y botes pequeños.

Mi mamá no se compara con las demás personas ni justifica ninguno de sus actos. Ella es ella, a quien le guste o no, ella habla con la verdad y dice lo que piensa.

Conoce sus talentos y los comparte con la gente que la rodea.

No está interesada en la sociedad ni en caer bien, pero eso sí, tiene excelentes amistades y es buenísima para la fiesta.

Mi papá la respeta como es y aunque creo que en el fondo él anhelaba una mujer más “ama de casa”, es feliz de tener a su lado a una mujer aventurera, que lo ha llevado a conocer el mundo, que lo ha apoyado en todos los momentos y lo más bonito… lo ha hecho crecer como ser humano y a ser cada día una persona más completa.

Crecí con la música de Janis Joplin y gracias a ella soy fannnn de Queen. Sus historias de vida en Londres cuando era soltera me hicieron amar esa ciudad y aunque viví ahí estoy segura que mi tiempo en ese lugar no se compara con su experiencia durante su época.

Confieso que cuando era niña yo pensaba que quería una mamá más convencional, una mamá que no hubiera elegido como coche una combi que se convertía en camper y que usara canguro todos los días. Hoy a mis 33 años entendí que el mensaje que me ha dado mi mamá ha sido la fuerza que me ha convertido hoy en la mujer que soy, independiente, libre, justa y feliz.

Gracias Ma, por enseñarme a no compararme con los demás, que yo soy yo y ese es mi poder único, gracias por enseñarme a ser fuerte, a ser independiente, ¡a saber vender! A dejar lo que ya no me sirve y a quedarme con lo que verdaderamente importa. Gracias por esa historia que me contabas cada vez que estaba triste “Estás en un bosque obscuro y tienes dos caminos por donde puedes seguir, el camino de la felicidad y el camino de la tristeza, tú eliges, nena”. Ese cuento me creo en la vida.

Haberte elegido como mamá cuando estaba allá arriba analizando qué vida quería encarnar, ha sido una gran decisión y me felicito a mí misma por haberla tomado porque esta vida a tu lado ha sido una bendición.

Amo nuestra familia y tú eres el pilar.

La vida es larga y nos faltan muchas aventuras por vivir juntas. Quiero que sepas, por si algún día no estás o algún día no estoy, que no tengo nada más que agradecerte todo lo que me has dado, que este camino juntas ha sido un gran regalo de Dios.

Hoy soy yo, no me comparo, me valoro, soy única y eso, todo eso, es gracias a ti.

Y cuando me preguntan que de dónde saqué estos COSMICAL POWERS, yo les contesto…
I got them from my mamma!!!

Feliz mes de la mamá.

Te amo

[/cmsmasters_text][/cmsmasters_column][/cmsmasters_row]

Leave a Reply

Your email address will not be published.